+34 620 38 68 98
3.7/5 - (3 votos)

Seguramente ya sepas que para vender un piso en Barcelona hace falta presentar una serie de documentos ante notario. Para algunos, reunir todo el papeleo necesario para vender una propiedad es lo más tedioso del proceso, pero para eso estamos aquí. ¡Quédate a ver nuestra lista de documentación necesaria para vender tu propiedad en Barcelona y no pierdas más tiempo buscando de aquí para allá!

 

DNI u otro Documento de Identidad en Vigor

 

Lo primero que necesitas para poder iniciar los trámites de venta de tu piso en Barcelona es un documento que acredite que eres quien dices ser. Dicho de otra forma, el notario necesita comprobar tus datos personales, y para ello, tienes que tener el DNI en regla. Si acabas de ir a mirarlo y resulta que está caducado, ¡date prisa y ve a renovarlo cuanto antes!

 

Documentación Adicional para Casos Excepcionales

 

Si el piso está a nombre de más de un propietario, todos tendréis que llevar el DNI o el permiso de residencia al día de la firma ante notario. 

En caso de que esté a nombre de una sociedad, también tendrás que llevar el documento de constitución de la entidad, el documento que te acredita como apoderado de la misma y el acta de titularidad real.

¿Y si necesitas ir tú en representación del propietario? Lleva tus documentos de identificación y, además, una autorización que te acredite como representante. Eso sí, también tendrás que llevar la documentación original del inmueble de la que hablamos a continuación.

También se puede dar el caso de que la vivienda está sujeta a una herencia o a un divorcio. Según la situación legal del piso en este sentido, será necesario que aportes toda la documentación relacionada con la herencia y los modelos de impuestos 600, 650 y 651 o la sentencia de divorcio, la separación de bienes y puede que incluso una autorización del juez para vender el piso. ¡Y eso es solo uno de los consejos que podemos darte para vender tu piso tras un divorcio!

 

Escritura Original de Compraventa y Planos del Piso 

 

El siguiente paso es comprobar que los documentos de identidad aportados ante notario coincidan con los de la Escritura del piso. En este documento figuran los nombres de todos los propietarios y todos los detalles tanto de la operación como del piso.

Este puede que sea el más fácil de conseguir, pues te lo dieron el día que firmaste el contrato para comprar el piso, pero también el más fácil de traspapelar. Es obligatorio llevar la Escritura original a la firma de la venta… ¡Así que esperamos que tengas todo el papeleo de hace años bien ordenado y la encuentres antes de la cita con el notario!

Si no tienes ni idea de dónde está o te resulta imposible recuperar el original, puedes intentar conseguir una copia firmada poniéndote en contacto con el notario o la inmobiliaria que realizó los trámites de compraventa en su día. 

En cuanto al plano de la vivienda, no es un documento obligatorio, pero sí recomendable, sobre todo si se trata de un inmueble a reformar o para hacer publicidad del mismo. Así que, si aún no tienes comprador, te recomendamos solicitar los planos de tu vivienda al ayuntamiento o a la inmobiliaria. También hay webs y apps especializadas con las que te puedes ahorrar hasta 60 y 350 euros de notario para conseguir los planos, pero no te pueden garantizar que la fiabilidad sea la misma.

 

Cédula de Habitabilidad en Vigor

 

Otro documento muy importante que debes aportar a la firma es una cédula de habitabilidad que acredite que las características del piso cumplen la ley establecida. Lo más normal es que ya la tengas por casa desde el día que compraste el inmueble, pero también puede que no la tengas o que esté caducada, si hace más de 15 años de la compra.

Si aún no has leído nuestra explicación paso a paso de cómo obtener la cédula de habitabilidad de tu piso, te recomendamos echarle un vistazo. Eso sí, ¡date prisa! La obtención de este documento puede llegar a tardar más de un mes, y no quieres llegar a la cita del notario sin uno de los papeles más importantes para vender tu inmueble en Barcelona.

 

Ejemplo de célula de habitabilitat necesaria para vender un inmueble en Barcelona

 

Certificado y Etiqueta de Eficiencia Energética

 

Desde el año 2013, es obligatorio aportar un documento que registre el consumo de luz, gas y agua de tu vivienda (por explicar de forma muy sencilla lo que es este certificado) a la venta ante notario. 

¡Se han llegado a poner multas de hasta 6.000€ tanto a propietarios como a inmobiliarias por no tener un certificado CEE válido! Por eso, te recomendamos pasarte por este artículo en el que te explicamos en detalle cómo conseguir el certificado de eficiencia energética y ahorrarte disgustos.

 

Recibos de Pagos de Comunidad

 

Para poder vender tu inmueble, es necesario que solicites un certificado que acredite que estás al corriente de los cargos en concepto de gastos de comunidad firmado por el Administrador de fincas o por el Presidente de la comunidad. Si te has dejado alguno por pagar, tendrás que ponerte al día unos 10 días antes de la firma para conseguir el certificado a tiempo. A veces, el comprador puede solicitar también una copia de los estatutos de la comunidad a los que se atiene con la compra de tu inmueble.

Antes era obligatorio aportar también una copia del último recibo del IBI y un certificado similar de que ya está todo pagado. Sin embargo, las notarías de Barcelona de hoy en día pueden comprobar telemáticamente si está todo pagado, por lo que ya no es necesario. ¡Aunque nunca está de más echar un ojo por si se ha producido algún error en el último cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles!

 

Últimas Facturas de Pago de Suministros 

 

El día de la firma también tendrás que llevar a tu cita con el notario los últimos recibos de suministros (luz, agua y gas) que hayas pagado. Puedes enseñar los recibos bancarios o solicitar un extracto de pagos a las compañías, pues son necesarias para hacer el cambio de titularidad a nombre del nuevo propietario del inmueble. 

¡Eso sí! Si notas movimientos bancarios extraños en tu cuenta los días después de la firma, con tus recibos (y, por tanto, datos bancarios) en poder del notario, da de baja los servicios de luz, gas y agua inmediatamente.

 

Certificado de Aptitud de Inspección Técnica del Edificio

 

Igual que para vender un coche hace falta tener la ITV vigente, para vender un piso hay que tener la Inspección Técnica del Edificio (ITE) al día. Es obligatorio para edificios que tengan más de 45 años, es decir, construidos a partir de 1977, y es muy habitual que los pisos de Barcelona tengan este certificado en proceso de regulación.

A menudo, durante la inspección, se encuentran desperfectos más o menos graves que hay que solventar antes de emitir un certificado que clasifique la vivienda como apta. Por eso, te recomendamos darte prisa en pedirle el certificado al Administrador de fincas si no lo tienes ya, pues puede llegar a tardar más o menos lo mismo que la cédula de habitabilidad.

En caso de que se acerque la fecha de la firma ante notario y no tengas aún el certificado de aptitud, tienes la opción de exonerarlo y forzar una rebaja por una razón de peso, como es la compraventa del inmueble. ¡Aunque lo mejor, sin duda, es tener la documentación al día si lo requiere el edificio de tu piso!

 

Certificado de Saldo o Deuda Pendiente de la Hipoteca

 

Si aún no has terminado de pagar la hipoteca del inmueble que vas a vender, tendrás que aportar este documento firmado y sellado por el banco el día de la cita con el notario. Nosotros te recomendamos avisar al banco con un par de semanas de antelación para asegurarte de tenerlo a tiempo.

Para deshacerte de la hipoteca que te ata al inmueble que vas a vender, puedes abonar el importe restante con el dinero que obtendrás de la venta del piso o subrogarla al comprador, aunque es menos frecuente.

Además, tendrás que cancelar la hipoteca registralmente, es decir, borrar la hipoteca del Registro de Propiedad. Normalmente, tu banco o el banco del comprador se encargará de los trámites, pero también puedes negociarlo con ellos y firmar un fondo de provisiones de entre 700 y 1500€ para correr con todos los gastos derivados de las gestiones necesarias.

 

Nota Simple de Registro de Propiedad 

 

Por último, y para asegurarte de que tu inmueble no tiene cargas adicionales de las que el comprador tenga que estar al corriente, te recomendamos solicitar una Nota Simple al Registro de Propiedades.

Puedes pedirlo online y en unas 24 horas deberías tener un informe de cualquier usufructo, deuda o preventiva de embargo que lleve tu piso.

No es obligatorio llevar este documento a tu cita con el notario, pero sí resolver las cargas que tenga el inmueble si el comprador no asume su pago, que suele ser lo más habitual.

 

Contrato de Arras Firmado

 

Se trata de un acuerdo privado en el que el comprador y tú os comprometéis a llevar a cabo la compraventa del inmueble. Es una prueba de consentimiento que os pedirá en el notario, y mediante el cual el comprador entrega un depósito del 10% del precio de venta acordado al final.

Una vez tengas toda esta documentación al día, ya podrás esperar tranquilo a que llegue el día de la citación con el notario para despedirte definitivamente de tu piso. 

¡Llevar a cabo la venta de un inmueble en Barcelona puede ser más complicado de lo que parece, pero todo es posible con un poco de ayuda! Por eso, esperamos que esta lista de documentos que necesitas para la venta de tu piso te haya servido para verlo todo un poquito más claro.

 

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte? :)